sábado, 10 de octubre de 2015










Acaba de llegarme a Sofía el libro ¨Como si Nada¨ de Mercedes Pérez. Y antes de compartir mi opinión, quisiera subrayar que una de las virtudes que más valoro es la fidelidad a lo que uno siente y opina y el no recurrir a exageraciones y halagos por un respeto mal entendido, sea hacia las amistades, sea hacia autoridades supuestamente intocables. Creo que en el arte en particular las cosas tienen que ser absolutamente diáfanas, para el bien de todos y para que el buen arte, muchas veces demasiado modesto para imponerse, sobresalga y sirva de medida tanto para lectores como para los posibles creadores.
A veces he tenido que aguantar la presión de no decir nada ante una mirada expectante. O expresarme con una franqueza que roza el escándalo cuando he cuestionado, con argumentos, algún nombre encumbrado por encima de la crítica. Porque creo que este universo se nos muestra tan perfecto sólo para que nosotros, los seres humanos, seamos fieles a la verdad al máximo, a pesar de poder ocultarla y tergiversarla. Decía el gran escritor ruso Antón Chejov que bajo ningún pretexto se debe mentir en el arte. Creo que del mismo modo sería faltar a la verdad el no darle el debido reconocimiento a una muestra de arte auténtico.

También, he estado observando durante mi vida el mal favor (aparte del innegable bien) que puede hacerle a uno un grupo de apasionados por un tema, y en especial un grupo poético, donde se corre el riesgo, y a veces se cae en la tentación, por otro lado totalmente comprensible, de despreciar el propio parecer por no ofender o por animar a un correligionario. Y he concluido que el arte y su percepción necesitan de una amable distancia, de su zona protegida de soledad que garantice la independencia de criterio y sinceridad de corazón.Y que mantener esa distancia sin mermar la amistad a veces es algo muy difícil, pero no imposible, cuando hay buena voluntad.
Todo lo anterior ha sido sólo por hacer resaltar la trascendencia de este librillo de Mercedes dentro del panorama haiku en español. Es nada menos que un hito, un hito muy, muy alto; y estoy seguro que muchos coincidirán conmigo una vez que lo hayan leído. Por supuesto, haberla conocido personalmente y seguir con este trato hoy para mí es un regalo, por las cualidades de esta extraordinaria mujer; pero ello en absoluto afecta mi libre opinión acerca del contenido de ¨Como si Nada¨ . Si el libro no me hubiera impresionado, simplemente me habría callado; y si por casualidad hubiera dado con él en una librería sin haber oído nunca el nombre de Mercedes Pérez, mi asombro y admiración hubieran sido idénticos.



¡Enhorabuena, Mercedes!



Konstantin







.

3 comentarios:

  1. ¡Enhorabuena, Kotori!
    Tengo ganas de leer ese libro...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uff! Muchas gracias Konstantín... Has mirado el libro con muy buenos ojos.

      -^-

      Eliminar

Seguidores